Un nuevo avance en el cálculo de la huella de carbono

El edificio Altamar, en Coquimbo, pasó a la historia en la región al constituirse en el más alto en la zona, categoría que aún mantiene. A ello ahora se le suma un nuevo logro, ya que la Constructora e Inmobiliaria CPS, dueña de este proyecto, en una alianza con la Universidad de La Serena, procedió a medir la cantidad total de gases de efecto invernadero que se liberó a la atmósfera a causa de su construcción, un esfuerzo de esta empresa por innovar y estar en sintonía con las demandas de los consumidores.
La medición de la cantidad de CO2 producida o de la llamada “huella de carbono”, es sólo una primera parte, ya que ahora viene la implementación de medidas que permitan disminuir radicalmente la liberación de este contaminante, en especial, en la construcción de la segunda torre de este conjunto residencial, la cual tiene fecha de inicio en septiembre de este año, según lo informaron ejecutivos de esta empresa.
“Hoy casi todas las actividades que realizamos, desplazamientos, alimentación y otros, además de bienes que poseemos o utilizamos, consumen energía, lo que implica contribuir a las emisiones a la atmósfera”, sostiene Sergio Cabellos, gerente general de la Constructora CPS, es por ello que añade que la huella de carbono “permite medir y cuantificar las emisiones de CO2 en toneladas, permitiendo conocer el impacto en el ecosistema de manera fácil y entendible”.
Pero no sólo gana el entorno, ya que conocer la huella de carbono dejada en la faena se constituye en una potente herramienta de gestión que permite abaratar costos y, en definitiva, vender con un mejor precio, ya que, por ejemplo, puede detectar gastos innecesarios de combustible o de otros insumos. “En palabras simples, el cliente paga menos, generando así un círculo virtuoso entre la empresa, clientes y medio ambiente”, indicó Cabellos.

APOYO SUPERIOR. César Espíndola, académico e investigador del Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de La Serena, precisó que esta entidad de educación superior tiene entre sus compromisos sociales el apoyar los procesos de innovación. De ahí que a través del trabajo de tesis de los actuales ingenieros civiles industriales Erik Arruez y Luis Arias, se construyó un indicador que permitió medir la huella de carbono en este edificio, como también el que produjo cada departamento. Este trabajo universitario, a su vez, fue apoyado por el Fondo de Tesis Regionales del Gobierno Regional.
Espíndola expresa que las empresas tienen responsabilidad por la contaminación que producen, por lo que acciones como ésta vienen a contribuir en la tarea de tener un entorno más amigable. Es por ello que el rol de la universidad, en este caso, es traer estos temas desde “la frontera del conocimiento” y aplicarlos en el mundo productivo. “Los beneficios acá son transversales, la universidad progresa en sus procesos de investigación y desarrollo y los pone al servicio del sector empresarial y de la comunidad”, opinó Espíndola.

Seguir Leyendo….

Inmobiliaria innova midiendo huella de carbono en edificio | El Día.

Fuente: Inmobiliaria innova midiendo huella de carbono en edificio | El Día. David Pavez Torrealba

Deja un comentario